El agua es uno de los componentes más comunes de los productos cosméticos. La mayoría llevan en su composición un porcentaje elevado para suavizar la muestra y conseguir una textura más maleable. Sin embargo, su uso en cosmética presenta ciertas contraindicaciones. Por no hablar que a nivel ambiental provoca que cada año se gasten millones de toneladas de agua tan solo en su fabricación.

Es por este motivo que, en la actualidad, muchas personas se están sumando a opciones más sostenibles. Y entre ellas destaca la conocida como cosmética Waterless. Una alternativa cuyo objetivo es no utilizar el agua en su composición.

El problema que supone el agua en la cosmética para tu piel

Las marcas de cosmética utilizan el agua como componente base en muchos de sus productos. Con ella, se reduce la posibilidad de contaminación además de que abarata los costes. Sin embargo, introducir agua en la muestra puede provocar la aparición de bacterias.

De ahí que para evitar esta situación se utilicen gran cantidad de conservantes. Muchos de ellos, con cierta tendencia a provocar complicaciones. Desde pequeñas irritaciones en la piel hasta algunos casos severos como problemas en el sistema inmunitario.

Además, aunque el agua en un principio podamos asociarla a la hidratación, está demostrado que provoca un efecto contrario. Los cosméticos de base acuosa resecan la piel y el pelo. Tras su aplicación, el agua acaba evaporándose, provocando en el proceso la eliminación de los aceites naturales de la piel.

El impacto ambiental del agua en la cosmética

A nivel ambiental, utilizar agua en la creación de productos es un impacto brutal para el planeta. Ya no solo por el propio gasto del agua sino por lo que supone también en los hábitos de consumo.

Los productos acuosos son efímeros. Duran muchos menos que los productos en seco lo que provoca a su vez, el gasto innecesario de toneladas de plástico. Se calcula que, en la actualidad, alrededor de 8.3 mil millones de toneladas de plástico se encuentran acumuladas a lo largo y ancho del planeta. Y es la industria de la cosmética el sector responsable de gran parte de ese contenido.

 Por qué debemos pasarnos a la cosmética waterless

La cosmética Waterless supone acabar de cero con ambos problemas: al no llevar en su composición agua evitamos la deshidratación y los problemas de salud que pueden ocasionar los conservantes. Además de que evitamos también la sobreproducción de plástico y de envases de usar y tirar ya que son mucho más duraderos y, por norma general, las marcas que los comercializan suelen utilizar envases ecológicos.

En Sabsolids todos nuestros productos son sólidos y nuestros envases y métodos de producción 100% ecológicos y orgánicos. Disponemos de una amplia gama de champús, jabones corporales y desodorantes únicos para ajustarse a las necesidades y a tu tipo de piel y cabello.  ¿Quieres unirte al método waterless y no sabes qué tipo de producto Sabsolids puede ir mejor contigo? Pásate por nuestro Instagram @sab.solids y resolvemos todas tus dudas.

Además, en él podrás encontrar toda la información que necesites sobre todos nuestros productos, participar en sorteos, conocer nuestro proceso de producción y envasado y descubrir todas nuestras novedades.

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. Gràcias por aprender tanto con vosotros. Mi piel está increible!👏👏👏

    • Gracias Montse por leernos!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *