Después de disfrutar del verano, y con la inminente llegada del otoño, es hora de reparar tu cabello. La luz del sol, el calor, el cloro en las piscinas y la sal en el agua del mar pueden causar estragos en tu cabello, pero no te darás cuenta de la magnitud del daño hasta que terminen las vacaciones y vuelvas a tu día a día.

¿Sabes reconocer el daño de tu cabello? ¿Cómo darte cuenta de lo que necesitas y cómo restaurarlo una vez pasado el verano?

Existen una variedad de pistas fáciles de reconocer:  ¿Sientes tu cabello más seco, decolorado, opaco, quebradizo y deshidratado de lo habitual? ¿Ha perdido el brillo y la suavidad que tenías? ¡Que no cunda el pánico! Si bien es cierto que tu cabello ha sufrido un empeoramiento, hay múltiples opciones que podemos tener en cuenta para recuperarlo.

Si quieres restaurar y rehidratar tu cabello, te explicamos unos sencillos pasos que serán clave.

 

Despídete de las puntas abiertas

La queratina es uno de los componentes fundamentales de nuestro cabello. Durante todo el periodo estival, y debido al sol y al agua que utilizamos, la queratina sufre daños. Es como si durante esos meses hubiera un desajuste capilar

Debido a ello nuestro cabello se vuelve más débil. Provoca una fragilidad mayor, lo que supone que es más propenso a quebrarse y romperse. Es aquí cuando aparecen las puntas abiertas en la mitad inferior.

Es posible minimizarlas con un buen cuidado y protección durante el verano. Si aun así no has conseguido mantenerlo, la mejor forma de reparar el daño es sanear esas puntas.

En ocasiones un buen tratamiento de queratina repara considerablemente el cabello.

 

Retomar los cuidados habituales

En verano, el cuidado del cabello se descuida y el cuidado del cabello pasa a un segundo plano. Nos centramos en desconectar del trabajo y del día a día, disfrutar y descansar.

Dejamos de lado todo lo que nos recuerda a nuestra rutina, incluidos nuestros tratamientos de belleza habituales durante todo el año. Pero eso ha terminado. Es hora de volver a la rutina de cuidado corporal y el cabello es igual de importante.

 

La hidratación

La deshidratación capilar es una de las principales consecuencias que sufre el pelo tras el verano. Para ello, es importante utilizar un tratamiento de hidratación. Lo ideal es recurrir a productos para el cabello que satisfagan las necesidades de tu cabello.

Lo más habitual es utilizar mascarilla. Recuerda aplicarla siempre de medios a puntas, no en las raíces. Si tienes el cabello extremadamente seco calentar una toalla y envolverla alrededor de tu cabello después de aplicar la mascarilla te será más efectivo.

También es muy recomendable realizar el ultimo aclarado con agua tibia y secar el cabello con una toalla de microfibra.

 

Dar el cambio a productos adecuados

Uno de los aspectos a los que tenemos que prestar especial atención es a la elección de los productos para el cuidado del cabello que vamos a utilizar.

La revolución ha llegado a nuestras duchas. La rutina tradicional de líquido y esponja se esta transformando y quedando obsoleta. Y es que cada vez son mas personas las que dan el paso a la cosmética sólida.

El cuidado del medio ambiente, huir de productos químicos y primar lo natural es tendencia.  Para ello ha llegado el champú y acondicionador sólido.

Desde Sabsolids tenemos los mejores productos para el cuidado capilar. Tras el paso de los meses de verano, lo mejor es utilizar nuestro champú Ylang-Ylang.

Se trata de un champú compuesto por una selección de aceites vegetales que le darán a tu pelo la hidratación que le faltaba. Además es apto para el método curly y no contiene sulfatos. Su aroma, procedente de aceite esencial Ylang-Ylang, es adecuado para pieles secas o maduras.

Esta compuesto por ingredientes fundamentales para el cuidado de tu cabello. La inulina vegetal, que retiene el agua del cabello y lo mantiene hidratado y suave. La avena coloidal, que actúa como antioxidante y ayuda a regenerar el cuero cabelludo con problemas de descamación y dermatitis, gracias a las saponinas.

También cuenta con hidrolato de lavanda. La lavanda es un ingrediente fantástico para utilizar en champús, además deja un aroma relajante. Ayuda al fortalecimiento del crecimiento del cabello y promueve la circulación del cuero cabelludo.

Puedes combinarlo con el acondicionador en sólido, que hidrata y desenreda tu pelo.

Con tanta sed de tiempo, es posible que te hayas olvidado de cuidar tu cabello. Dale comienzo a la accion retorno para darle a tu cabello el cuidado que necesita.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *