Estos son los ingredientes que debemos evitar a toda costa en el champú

Es muy habitual encontrar en supermercados champús y productos para el cabello que dicen adaptarse a cualquier persona: anticaída, para pelo graso, cabello quebradizo, anticaspa… Todos ellos pasan por nuestra cabeza cuando nos planteamos la posibilidad de cambiar nuestro champú o elegir uno por primera vez.

Además nos vemos influenciados por la imagen perfecta de pelo sano y sedoso que muestran en los anuncios las marcas mas conocidas por todos. Pero este tipo de productos, la mayoría de las veces vende una imagen que no se centra en ingredientes respetuosos con nuestro pelo.

A simple vista nos da la sensación de haber realizado una buena compra, sin embargo hay que pararse detenidamente a analizar cada uno de los botes. ¿Qué formulación lleva? ¿contiene ingredientes tóxicos o parabenos? Es ahí donde radica el punto importante a la hora de escoger cual es nuestro champú ideal.

Si nunca te habías planteado este aspecto a la hora de comprar uno, desde Sab.solids os contamos cuales son los 5 ingredientes que debes evitar en tu champú.

Siliconas

La más habitual es la dimeticona y suele estar presente en las mascarillas y en los champús que persiguen la hidratación. A través de este ingrediente, se sellan las superficies del cuero cabelludo, lo que impide que los nutrientes no puedan penetrar lo suficiente hacia el interior del cabello.

Es decir, al no nutrirse, por mucha suavidad e hidratado que ganemos, nuestro pelo ira debilitándose progresivamente.

Sulfatos y parabenos.

Son los ingredientes mas presentes en los botes de champú comúnmente utilizados. Vamos a tratar cada uno de ellos de manera individual:

  • Los sulfatos son componentes que se usan para conseguir un champú mas espumoso y que absorba la grasa producida en el cabello. Al no poseer ingredientes como aceites naturales, resecan el pelo para reducir ese nivel de grasa. Pueden llegar a provocar irritaciones en el cuero cabelludo.
  • Los parabenos son pigmentos que aparecen de forma mas habitual en champús específicos para cabellos teñidos. Persiguen fijar el color pero como contrapartida provocan sensibilidad e irritabilidad.

PEGs

Son las siglas del Polietilenglicol. Son derivados del petróleo y del etileno y se suele utilizar para que el producto se mezcle más fácilmente y se produzca una mayor penetración en nuestra piel. Habitualmente sustituyen a las siliconas, ya que tambien producen mucha espuma.

Además, es un componente muy utilizado debido a su bajo precio. Provocan en la epidermis una desprotección que posteriormente derivara en alergias, dermatitis, irritaciones y un largo etcétera. Todo ello sin hablar de la grave exposición que sufren durante su fabricación los productos al estar en contacto con sustancias con efectos nocivos para la salud.

Ftalatos

Es una sustancia química muy nociva para los consumidores y tambien muy contaminante para el medioambiente. Poseen un alto potencial cancerígeno debido a que son tóxicos de desarrollo. En todo caso siempre prohibidos para mujeres embarazadas, niños…
Se presentan en champús y espumas del pelo, también en lacas e incluso en las fragancias o perfumes que en ocasiones contienen los acondicionadores y productos capilares.

Poseen una dificultad añadida: son difícil de reconocer en la etiqueta de los ingredientes. Suele aparecer escondido en otros componentes como el perfume, de ahí que tambien sea totalmente aconsejable evitar ese componente de tu uso diario.

Perfumes o fragancias.

Cometemos el error de elegir un champú por su olor. La mayoría de las veces ese olor que nos ha gustado proviene de fragancias sintéticas que se obtienen de una infinidad de componentes que en muchas ocasiones no conseguiremos adivinar.

Directamente relacionados, como comentábamos anteriormente, están los ftalatos. Presente en cremas, limpiadores y hasta detergentes para la ropa, es uno de los ingredientes que mas debemos evitar debido a la infinidad de problemas que acarrea su uso prolongado.

¿Te habías parado alguna vez a revisar la etiqueta de tu champú? Es el momento de hacerlo. Si posee al menos tres de todos estos ingredientes, ha llegado el momento de que elijas uno nuevo que sea respetuoso contigo y con tu piel.

Busca una opción mas artesanal y sostenible, como la que te ofrecemos desde SabSolids.com. Tenemos los mejores productos para el cuidado capilar. Compuestos por ingredientes naturales y que respetarán en todo momento tu cabello.

Disponemos de una amplia gama de champús, jabones, acondicionadores y desodorantes únicos para ajustarse a las necesidades y a tu tipo de cabello. Pásate por nuestro Instagram @sab.solids y te ayudaremos con todas tus dudas.

Cómo recuperar y reparar tu cabello después del verano

Después de disfrutar del verano, y con la inminente llegada del otoño, es hora de reparar tu cabello. La luz del sol, el calor, el cloro en las piscinas y la sal en el agua del mar pueden causar estragos en tu cabello, pero no te darás cuenta de la magnitud del daño hasta que terminen las vacaciones y vuelvas a tu día a día.

¿Sabes reconocer el daño de tu cabello? ¿Cómo darte cuenta de lo que necesitas y cómo restaurarlo una vez pasado el verano?

Existen una variedad de pistas fáciles de reconocer:  ¿Sientes tu cabello más seco, decolorado, opaco, quebradizo y deshidratado de lo habitual? ¿Ha perdido el brillo y la suavidad que tenías? ¡Que no cunda el pánico! Si bien es cierto que tu cabello ha sufrido un empeoramiento, hay múltiples opciones que podemos tener en cuenta para recuperarlo.

Si quieres restaurar y rehidratar tu cabello, te explicamos unos sencillos pasos que serán clave.

 

Despídete de las puntas abiertas

La queratina es uno de los componentes fundamentales de nuestro cabello. Durante todo el periodo estival, y debido al sol y al agua que utilizamos, la queratina sufre daños. Es como si durante esos meses hubiera un desajuste capilar

Debido a ello nuestro cabello se vuelve más débil. Provoca una fragilidad mayor, lo que supone que es más propenso a quebrarse y romperse. Es aquí cuando aparecen las puntas abiertas en la mitad inferior.

Es posible minimizarlas con un buen cuidado y protección durante el verano. Si aun así no has conseguido mantenerlo, la mejor forma de reparar el daño es sanear esas puntas.

En ocasiones un buen tratamiento de queratina repara considerablemente el cabello.

 

Retomar los cuidados habituales

En verano, el cuidado del cabello se descuida y el cuidado del cabello pasa a un segundo plano. Nos centramos en desconectar del trabajo y del día a día, disfrutar y descansar.

Dejamos de lado todo lo que nos recuerda a nuestra rutina, incluidos nuestros tratamientos de belleza habituales durante todo el año. Pero eso ha terminado. Es hora de volver a la rutina de cuidado corporal y el cabello es igual de importante.

 

La hidratación

La deshidratación capilar es una de las principales consecuencias que sufre el pelo tras el verano. Para ello, es importante utilizar un tratamiento de hidratación. Lo ideal es recurrir a productos para el cabello que satisfagan las necesidades de tu cabello.

Lo más habitual es utilizar mascarilla. Recuerda aplicarla siempre de medios a puntas, no en las raíces. Si tienes el cabello extremadamente seco calentar una toalla y envolverla alrededor de tu cabello después de aplicar la mascarilla te será más efectivo.

También es muy recomendable realizar el ultimo aclarado con agua tibia y secar el cabello con una toalla de microfibra.

 

Dar el cambio a productos adecuados

Uno de los aspectos a los que tenemos que prestar especial atención es a la elección de los productos para el cuidado del cabello que vamos a utilizar.

La revolución ha llegado a nuestras duchas. La rutina tradicional de líquido y esponja se esta transformando y quedando obsoleta. Y es que cada vez son mas personas las que dan el paso a la cosmética sólida.

El cuidado del medio ambiente, huir de productos químicos y primar lo natural es tendencia.  Para ello ha llegado el champú y acondicionador sólido.

Desde Sabsolids tenemos los mejores productos para el cuidado capilar. Tras el paso de los meses de verano, lo mejor es utilizar nuestro champú Ylang-Ylang.

Se trata de un champú compuesto por una selección de aceites vegetales que le darán a tu pelo la hidratación que le faltaba. Además es apto para el método curly y no contiene sulfatos. Su aroma, procedente de aceite esencial Ylang-Ylang, es adecuado para pieles secas o maduras.

Esta compuesto por ingredientes fundamentales para el cuidado de tu cabello. La inulina vegetal, que retiene el agua del cabello y lo mantiene hidratado y suave. La avena coloidal, que actúa como antioxidante y ayuda a regenerar el cuero cabelludo con problemas de descamación y dermatitis, gracias a las saponinas.

También cuenta con hidrolato de lavanda. La lavanda es un ingrediente fantástico para utilizar en champús, además deja un aroma relajante. Ayuda al fortalecimiento del crecimiento del cabello y promueve la circulación del cuero cabelludo.

Puedes combinarlo con el acondicionador en sólido, que hidrata y desenreda tu pelo.

Con tanta sed de tiempo, es posible que te hayas olvidado de cuidar tu cabello. Dale comienzo a la accion retorno para darle a tu cabello el cuidado que necesita.